Portada ›› Pesca y Ecología ›› Ecología y Mar ›› La UE deja de lado la conservación de las especies de aguas profundas

La UE deja de lado la conservación de las especies de aguas profundas

La decisión de los ministros de Pesca sobre los límites de capturas en aguas profundas pone en riesgo especies vulnerables y dificulta alcanzar la sostenibilidad de la pesca en 2020, como exige la legislación europea

Los ministros de medio agricultura y pesca de la UE han adoptado este lunes por la noche un deplorable acuerdo sobre las oportunidades pesqueras en el Atlántico europeo para 2019 y 2020. El acuerdo afecta a especies de profundidad como besugo, sable negro y diversos tiburones. Oceana alerta de que la decisión es contraria a las medidas de conservación recomendadas para estas vulnerables especies y no está alineada con la Política Pesquera Común, que establece que toda la pesca debe ser sostenible en 2020 en la UE.

 

“La Comisión Europea y el Consejo de Ministros de la UE han bajado el listón para las especies de aguas profundas y han creado una Política Pesquera Común a dos velocidades. Sin embargo, la legislación es clara: la UE debe acabar con la sobrepesca y todo el pescado debe capturarse a niveles sostenibles en 2020, incluyendo los más vulnerables”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Los ministros de pesca han escogido no ver nada, no oír nada y no decir nada sobre las profundidades marinas. Ellos son los responsables de la conservación de los mares europeos y su actitud es sencillamente inaceptable”.

 

La decisión de los ministros establece límites de capturas por encima de las recomendaciones científicas para más de la mitad de las poblaciones de peces en 2019 y 2020. Además, los ministros decidían hasta el año pasado sobre 20 Totales Admisibles de Capturas (TAC) para las aguas profundas, pero a partir de hoy 6 de estos stocks dejarán de estar gestionados y carecerán de medidas de conservación. Esto afecta a stocks de sable negro, granadero y brótola.

 

Muchas especies de profundidad están clasificadas como vulnerables y podrían resultar enormemente afectadas sin medidas de conservación a largo plazo ni un enfoque de precaución en la gestión pesquera. Las especies de aguas profundas viven en condiciones extremas y se caracterizan por crecimiento lento, madurez tardía y larga esperanza de vida. Se reproducen a edad avanzada, lo que hace que sean proclives al colapso.

 

Las ONG medioambientales habían pedido a la Comisión y el Consejo:

 

· Límites de captura que no excedieran las mejores recomendaciones científicas disponibles.

 

· Tener en cuenta el potencial impacto de la pesca sobre especies accesorias y ecosistemas marinos, con especial énfasis en los más vulnerables.

 

· TAC 0 para las especies de profundidad más vulnerables, como el pez reloj anaranjado y los tiburones de aguas profundas, acordes con las recomendaciones científicas.

 

· Mejorar los datos sobre los stocks de profundidad y asegurar medidas de control y seguimiento en el mar para las pesquerías con alto riesgo de capturas accidentales de especies vulnerables.

 

· Mejorar la transparencia de las decisiones -por ejemplo, publicando la metodología usada para calcular los TAC basándose en las recomendaciones científicas- y publicar inmediatamente todas las propuestas y documentación relativa.

 

Environmental NGO Recommendations on Deep-Sea Fishing Limits 2019-2020