Portada ›› Pesca ›› Pesca continental. Salmónidos ›› La sequía reduce el turismo pesquero en el Mar de Aragón

La sequía reduce el turismo pesquero en el Mar de Aragón

A pesar de que los campeonatos se siguen celebrando con normalidad, localidades como Chiprana, Escatrón o Caspe han visto disminuida la afluencia de pescadores

Las consecuencias de la sequía se vienen percibiendo en numerosos sectores y el de la pesca deportiva, evidentemente, está entre los afectados. La ausencia generalizada de precipitaciones ha dejado bajo mínimos los caudales de buena parte de los ríos y embalses aragoneses, conllevando una sustancial caída del turismo pesquero.

Los campeonatos de pesca se siguen celebrando, pero ha sido necesario modificar la ubicación de seis de los últimos que se han realizado. Así, localidades como Chiprana, Escatrón o Caspe han visto disminuida la afluencia de pescadores en sus aguas. El Mar de Aragón presenta un aspecto muy poco atractivo y, por consiguiente, las jornadas de pesca se han reducido durante los últimos fines de semana en este embalse.

Por contra, municipios como Fayón, que aprovechan la lámina permanente de agua que genera el embalse de Ribarroja, se mantienen al margen del bajón de turistas.

“No disponemos de datos oficiales, pero la sequía se está notando mucho. En octubre, Caspe albergó la vigesimoquinta edición del encuentro internacional de captura de black bass y más de 70 equipos de todo el mundo se dieron cita en el Mar de Aragón, pero, al margen de los concursos, se están viviendo tiempos complicados”, explica José Vicente Sancho, presidente de la Asociación de Empresarios de Caspe, y ensalza que “habría que aprovechar este momento para llevar a cabo mejoras”.

“Ahora que el caudal está bajo, sería buen momento para acometer obras y adecuar determinadas zonas del Mar de Aragón”, añade, y confiesa que “hay varios embarcaderos en los que habría que ampliar las rampas”.

Por último, Sancho adelanta que las consecuencias de la sequía se prolongarán en el futuro. “Es difícil que los peces se queden sin agua y mueran, pero la campaña de reproducción está siendo muy complicada. En las próximas temporadas se apreciará más este problema”, concluye.