Portada ›› Pesca ›› Pesca continental. Salmónidos ›› La temporada arranca en Galicia con mucho sol y pocas truchas

La temporada arranca en Galicia con mucho sol y pocas truchas

La temporada arranca en Galicia con mucho sol y pocas truchas

Los ríos y embalses gallegos vivieron ayer su primera jornada de la temporada de pesca continental 2017, con escasas capturas debido al poco caudal de los ríos.

Hubo invasión de cañas en las orillas de los ríos gallegos porque el día invitaba a ello a pesar de que siempre se comenta, que el primero solo es el mejor día para sacudirse las ganas tras tantos meses sin pescar, porque para levantar truchas hay semanas mejores según avanza la primavera.
Alrededor de cincuenta mil pescadores constataron ayer las consecuencias de la escasez de lluvias. Los ríos bajan con menos agua, lo que perjudica las capturas.

Desde ayer y hasta el 30 de septiembre se pone en marcha la campaña de la pesca de trucha y ciprínidos autóctonos (éstos últimos hasta el 31 de julio), para el salmón y el reo habrá que esperar hasta el 1 de mayo todavía. Desde ayer también están autorizadas las capturas de las especies de esteiro como robalizas, mújeles o sollas.
La orden del 23 de febrero de 2017 que establece las normas de pesca en las aguas continentales de la Comunidad Autónoma de Galicia fija una dimensión mínima de 19 centímetros de carácter general con una cuota de captura de 10 ejemplares por persona y día. En el río Eo compartido, la dimensión mínima será de 25 centímetros y la cuota de ocho truchas por pescador y jornada. En otras masas de agua específicas se establece una dimensión mínima de 21 centímetros y una cuota de ocho ejemplares.
La mosca artificial, la cucharilla y los peces artificiales o similares son los cebos artificiales autorizados, mientras que los cebos naturales que se pueden emplear serán todos excepto las huevas de peces o los peces naturales.
El cangrejo de río, la reñosa, el espiñento, la zamborca y la anguila serán las especies vedadas en todas las masas de agua, exceptuando los planes de aprovechamiento específicos aprobados conforme el Decreto 130/2011 por el que se regula la pesca profesional de la anguila en las aguas continentales de Galicia.

Se declaran los lunes como días inhábiles para la pesca, exceptuando los festivos nacionales y autonómicos. Además, los jueves serán hábiles únicamente para la modalidad de pesca sin muerte en todas las masas de agua, excepto el 13 de abril (Jueves Santo), que será hábil según la modalidad de pesca autorizada en cada masa de agua.

Solamente se podrá practicar la pesca en el periodo comprendido entre una hora antes de la salida del sol y una hora después de la puesta. Las horas oficiales serán las publicadas en la web de Meteogalicia (www.meteogalicia.es/web/predicción/orto/ortolndex.action), tomando como referencia la localidad más próxima al punto donde se está pescando.

Se permite únicamente el uso de una caña por persona. Este año sí se permite la pesca con varal y cobra especial relevancia la pesca sin muerte, la gran esperanza de los pescadores para la regneración de los ríos.

Ourense
Suerte dispar.
Algunos cotos, como los del Avia o del Arenteiro tenían multitud de aficionados. En cuanto a las capturas, la primera jornada fue desigual. Con los ríos, en general bajos de caudal, las capturas más importantes se reportaron desde el coto del Avia en la capitalidad de O Ribeiro. En cambio, en el Limia en Ponte Liñares, las capturas fueron escasas, al igual que en As Conchas. En Ourense hay siete clubes de pesca que cuentan con más de medio millar de federados.

Deza
Cupos sin cubrir.
En la comarca del Deza, interior de la provincia de Pontevedra, los ríos tienen un caudal menor al habitual en estas fechas, se detectó la presencia de bastantes truchas, aunque no fue una buena jornada para capturarlas. En el río Toxa, no se cubrió el cupo y picaron muchas, pero una gran parte fueron devueltas al río porque no daban la medida mínima. En el Ulla, algún pescador comentaba que las capturas fueron escasas y también, hubo algunas que volvieron al agua porque no tenían el tamaño suficiente. En líneas generales, se dio mejor la pesca con ninfa que con cucharilla.

Lugo
Calor y viento.
Jornada irregular. En la capital, los pescadores lamentaron la escasez de agua del Miño, cuyo caudal es medio metro inferior al del año pasado. Además, el calor y el viento incrementaron los problemas a la hora de realizar capturas.En el río Parga, en Friol, la jornada fue nefasta, de los peores estrenos que se recuerdan. El día se presentó revuelto y el caudal de los ríos es muy bajo. Más suerte tuvieron los pescadores de A Ulloa, que gozaron de una buena jornada en sus ríos. En algunos cotos se cubrió el cupo.
En A Terra Chá, la jornada fue regular, peor que en temporadas anteriores. Fue especialmente mala en el río Eo debido al bajo caudal y el tiempo poco estable. El primer día de la temporada tampoco fue bueno en la zona de Monforte.