Portada ›› Vela ›› Más Vela ›› El Poeta Tomás Morales Clipper gana el Trofeo Federación, ante el Hospital La Paloma Pueblo Guanche y el Villa de Agüimes

El Poeta Tomás Morales Clipper gana el Trofeo Federación, ante el Hospital La Paloma Pueblo Guanche y el Villa de Agüimes

El Poeta Tomás Morales Clipper gana el Trofeo Federación, ante el Hospital La Paloma Pueblo Guanche y el Villa de Agüimes

El bote Poeta Tomás Morales Clipper (01.01.54) ganó este domingo la llamada regata de campeones: el Trofeo Federación, al conseguir proteger en todo momento la primera posición de salida ante las embarcaciones Hospital la Paloma Pueblo Guanche (01.02.56) y Villa de Agüimes (01.04.22), que llegaron a la línea de llegada en la misma posición en la que salieron.

El Trofeo Federación reúne cada año en el agua a los tres botes ganadores de los tres títulos importantes que se disputaron en la anterior temporada: el campeonato Provincial, el torneo eliminatorio y la Copa Isla de Gran Canaria.

Dada la circunstancia de que el bote del barrio de San José consiguió en 2017 todos los títulos, este domingo se las vio en el recorrido con el subcampeón del Torneo Eliminatorio Fundación La Caja de Canarias, el bote del barranquillo Don Zoilo y el subcampeón de la Copa Isla de Gran Canaria, El Villa de Agüimes, título este último que obtiene el que mejores resultados consigue en las regatas concurso de la temporada.

Nada más tomar la salida el Tomás Morales Clipper, con Oliver Bravo de Laguna a la caña, marcó un ritmo duro de navegación, y el Hospital La Paloma Pueblo Guanche, que partía con un problemilla en el stay de proa, apresuró su navegar para medir velocidades. José María Ponce controlaba a su popa al Villa de Agüimes, con Alejandro Rodríguez a la caña, que protagonizó la primera virada de la regata.

Al momento, el bote de Ponce le contestaba la maniobra y enseguida también el llamado rayo de la flota, y a partir de aquí el marcaje de la flota no experimentaría variación alguna durante toda la prueba.

El Villa de Agüimes intentó algunos recursos por tierra y por fuera con el fin de sorprender a los rivales, pero el Tomás Morales tenía perfectamente controlados a sus adversarios y su marcaje a media agua impidió incluso que el Pueblo Guanche pudiera tener la tentación de buscar un bordo por tierra a modo de lo que hizo el Villa de Agüimes.

A la altura del espigón existente frente a la Fuente Luminosa, el llamado perejil, la afición ya pudo apreciar claramente la sentencia de la prueba, con un Tomás Morales Clipper que apuntaba firme a la línea de meta, seguido a un minuto del Hospital La Paloma Pueblo Guanche. Por detrás, el Villa de Agüimes fue el único que optó por enfilar la meta por fuera del perejil, sin ninguna opción en ese momento de mejorar su resultado.