Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› “Marina Rubicón - Doñana” del conejero Ricardo Terrades, flamante ganador de la regata Huelva - La Gomera 2017

“Marina Rubicón - Doñana” del conejero Ricardo Terrades, flamante ganador de la regata Huelva - La Gomera 2017

 “Marina Rubicón - Doñana” del conejero Ricardo Terrades, flamante ganador de la regata Huelva - La Gomera 2017

La tripulación armada por Ricardo Terrades, en la que se mezclaban navegantes andaluces con canarios, ha logrado un sobresaliente triunfo en la regata oceánica 525 aniversario del descubrimiento entre dos mundos, que une los puertos de Huelva y La Gomera.

La flota participante estaba formada por un total de 27 embarcaciones que tomaron la salida el pasado sábado 2 de septiembre en las inmediaciones de Punta Umbría, tras soltar amarras en el puerto de Mazagón (Huelva). En la salida el GP42 Marina Rubicón - Doñana, con el canario Luis Martínez Doreste a la caña, demostraba sus virtudes y cruzaba la línea claramente en primera posición, muy por delante de sus rivales más directos: el VOR70 Puerto de Huelva" (ex Green Dragon), el Sydney43 Adrián Hoteles y el X56 Gálbula. Después de la salida la flota se dirigió a la baliza nº1 situada a unas 4 millas náuticas, en las proximidades de El Rompido. A esta altura de la regata el VOR70 ya había pasado al Marina Rubicón - Doñana, volvían hacia la baliza nº2 situada en Punta Umbría y de allí ponían ya todos rumbo a la isla canaria de La Gomera con 750 millas por la proa.

 

La regata, día a día.

 

Tácticamente el Marina Rubicón - Doñana decidía optar por un rumbo más al sur que sus contrincantes “Puerto de Huelva” y “Adrián Hoteles” que fueron a buscar el levante que venía del estrecho de Gibraltar. Tras la primera noche la clasificación en tiempo real había sufrido algún cambio con el “Puerto de Huelva” en primera posición como era lógico, el Marina Rubicón - Doñana se afianzaba en la segunda plaza y el “Adrián Hoteles” había recuperado posiciones llegando al tercer puesto en tiempo real y acercándose mucho a la tripulación canaria-andaluza del Marina Rubicón - Doñana. Según declaraciones de Terrades “El hecho de comprobar que el Adrián Hoteles nos hubiera recortado tanto tras las primeras 24 horas, nos hizo reaccionar y empezamos a navegar de un modo más exigente, pidiéndole lo máximo a la tripulación y al barco”. Esta reacción del Marina Rubicón - Doñana supuso no sólo un cambio de mentalidad y actitud entre los ocho regatistas que forman esta tripulación ganadora, sino que se vieron obligados a cambiar el sistema de guardias y a “estar muy pendientes de los partes meteorológicos para aplicarlos en la táctica de regata, optando siempre por un routing en el que buscábamos la mayor intensidad de viento”, según comentaba Aleix Gelabert, tripulante del Marina Rubicón - Doñana responsable de la navegación y experto rematista oceánico que logró terminar en 4ª posición en la última Barcelona World Race.

 

Tras dos días de navegación, el Marina Rubicón - Doñana comprobaba que sus nuevas decisiones estaban teniendo un resultado satisfactorio: conseguía aumentar claramente su ventaja con el “Adrián Hoteles” y lo más sorprendente fue que habían conseguido reducir también en unas 17 millas la ventaja que les llevaba el VOR70. A pesar de todo, no podían bajar la guardia. A medida que se acercaban al archipiélago canario, las condiciones meteorólogicas comenzaron a complicarse. El viento aumentó claramente de intensidad (25-29 Kn) y las olas comenzaron a aumentar de tamaño como es habitual en esta zona del Atlántico. Con estas condiciones, estos barcos navegan de maravilla y son capaces de lograr las máximas veocidades con planeos espectaculares. Según Luis Martínez “tras varios días de regta, fuimos capaces de trimar nuestro GP42 de la manera más óptima, la tripulación lo dio todo y nos divertimos mucho planeando sin parar de trabajar el barco tanto de día como de noche”. La velocidad máxima que alcanzó el Marina Rubicón - Doñana fue de 24.1Kn, pero lo más importante fue que consiguieron enlazar planeo tras planeo, para mantener durante varios minutos velocidades superiores a los 17-18Kn.

 

A la llegada de Punta Teno, en el norte de Tenerife, el viento comenzó a subir de intensidad paulatinamente. Como es habitual en este estrecho que separa la isla de Tenerife de La Gomera, las rachas de 28 nudos, se convirtieron en habituales, y las puntas de intensidad superaban claramente los 34 nudos, llegando el Marina Rubicón - Doñana a tener una máxima en medio del estrecho de 42.9Kn, y el Adrián Hoteles alcanzó los 46 Kn. Cuando el GP42 Marina Rubicón - Doñana llegaba a esta delicada zona acertó claramente en bajar su spinnaker asimétrico A3 y cambiarlo por un génova pesado. De este modo tuvieron mayor control de la embarcación y evitaron posibles daños en el material. Debido al cambio de vela y a una tactica más conservadora pero segura, el Marina Rubicón - Doñana tardó una hora más de lo esperado en cruzar la linea de llegada, pero se garantizaban ya ganar la primera plaza, pues el Puerto de Huelva, sólo había entrado apenas 7 horas antes, cuando les tendría que haber ganado con más de 25 horas de ventaja. A las 18,20h hora local el Marina Rubicón - Doñana cruzaba la línea de llegada tras un estrenaste pero emocionante final de regata. Sólo faltaba esperar la llegada delos tinerfeños del “Adrián Hoteles”. Ya en La Gomera, el equipo de Terrades hacían números y contaban las horas de ventaja y las millas que le faltaban a sus contrincantes. La cosa estaba muy apretada. Al llegar a Punta Teno el “Adrián Hoteles”, empezaba a oscurecer y las condiciones de fuerte viento se mantenían. Pero en este tipo de regatas oceánicas es más importante el poder llegar sanos y salvo que el navegar lo más rápido posible.

 

En su afán de victoria, el equipo de “Adrián Hoteles” decidió dejar arriba su asimétrico A5 y tratar de ir a la máxima velocidad posible para recortar esas millas de ventaja que tenía el Marina Rubicón - Doñana. Cuando de repente, su asimétrico explotó por no poder soportar la fuerza del viento durante tanto tiempo y en tales condiciones de esfuerzo continuado. “En menos de un segundo -según narraba su patrón Daniel Adrián - el barco volcó, el palo tocó el agua y un tripulante y yo salimos despedidos al mar. Gracias a que estábamos equipados con nuestros arneses y chalecos salvavidas, pudimos volver a subir a bordo”.

 

La clasificación final, récord y gesta.

 

Tras la llegada del resto de participantes, el Marina Rubicón - Doñana, se proclamaba flamante campeón de esta emblemática regata oceánica que conmemora la primera parte de la gesta de Cristóbal Colón. El sábado 9 de septiembre el armador Ricardo Terrades recogía el trofeo que lo acreditaba como campeón absoluto de la regata en el acto de entrega de trofeos organizado en San Sebastián de La Gomera. El segundo clasificado fue el tinerfeño “Adrián Hoteles” y el tercer lugar del podio fue para los sevillanos del “Balboa”. El ganador del “trofeo Erasmo Armas” al primer clasificado en tiempo real fue el “Puerto de Huelva” que además consiguió batir el récord de la regata con poco más de 69 horas. Y el premio a la deportividad Eloy Martín, fue a parar a manos de la tripulación lanzaroteña del “Muyay”, que a pesar de romper su botavara estuvo navegando más de 500 millas náuticas sin vela mayor y nunca pensaron en retirarse, sin duda una gran gesta.

Una tripulación a la altura de esta regata

 

La tripulación del Marina Rubicón - Doñana está formada por 8 regatistas de primer nivel que provienen tanto de Canarias como de Andalucía y cuentan por separado con un impecable palmarés deportivo. Entre los conejeros se encuentran Héctor González (tres veces campeón del mundo de J80) y Ricardo Terrades (ganador de 3 Copas del Rey y subcampeón del Mundo y de Europa de J80), el olímpico gran canario Luis M. Doreste (campeón del mundo y de Europa en varias clases y ganador en cuatro ocasiones de la Copa del Rey), Aleix Gelabert experimentado navegante oceánico que terminó en 4ª posición en la última Barcelona World Race y ganador de 2 Copas del Rey, Nacho Murube (Ganador de la última Copa del Rey en ORC1, categoría Corinthian), Álvaro Fernández Candau (Campeón del Mundo de IMS 670), Ignacio Diez de la Cortina (ganador de 2 Copas del Rey y Campeón del Mundo de IMS670), Manuel Martín Ovando (polivalente rematista que cuenta con triunfos en importantes regatas del calendario nacional), Además, el equipo Marina Rubicón - Doñana está apadrinado por el rematista paralímpico Arturo Montes Vorcy, que representó a España en los últimos JJ.OO. de Rio 2016.

 

El apoyo necesario para lograr el éxito deportivo

 

Este proyecto del equipo Marina Rubicón - Doñana ha sido posible gracias al apoyo de los patrocinadores y colaboradores, como son el puerto deportivo Marina Rubicón de Lanzarote, la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía con el nombre de Doñana, los sombrereros sevillanos Fernández y Roche, la Diputación de Huelva, el Real Club Marítimo y Tenis de Punta Umbría (club por el que participa el barco) y Mariscos Cruzado, que ha proporcionado gambas de Huelva para el primer día de navegación. Para Marina Rubicón este éxito no supone un hecho aislado, sino que fortalece el apoyo que esta marca de Lanzarote realiza con la vela, ya que en la pasada Copa del Rey de vela, logró también alzarse con el triunfo en la clase ORC 1 de la categoría Corinthian. Sin duda, Marina Rubicón ha sabido escoger muy bien sus proyectos de patrocinio, con los que este año ha logrado el pleno.

 

Una organización impecable que promete continuidad

El trabajo de la organización de la regata y el esfuerzo de las instituciones lo han hecho posible merecen mención especial, como son el Cabildo de La Gomera y la Diputación de Huelva principalmente. Tal ha sido el éxito de esta edición de 2017, que tras un paréntesis que sufrió la regata en la época de la crisis económica, los organizadores anunciaron en el acto de entrega de trofeos que para el 2018 no sólo habrá una nueva edición de la regata Huelva - La Gomera, sino que además habrá una segunda etapa que una la isla canaria con Cuba, o como la llamó Colón “La Española”. Las fechas aún están por definir, pero probablemente, la primera etapa entre Huelva y La Gomera se celebre a principios de septiembre y la segunda etapa sea en noviembre. Esta regata es un claro ejemplo de perfecta simbiosis del deporte, la aventura, la cultura y nuestra historia. Por lo que le deseamos los mejores vientos y esperamos que cuente con una gran participación.