Portada ›› Equipamiento ›› La industria náutica está en serio peligro de extinción en España, según ANEN

La industria náutica está en serio peligro de extinción en España, según ANEN

La industria náutica 'está en serio peligro de extinción' en España, debido a 'la desidia y la falta de visión por parte de las Administraciones de los últimos años', advirtió hoy el director general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), Alejandro Landaluce.

En su opinión, las Administraciones no han sabido ver las ventajas y oportunidades del sector, que cuenta en España con unas condiciones óptimas para su desarrollo, y han mantenido una posición que ha coartado la capacidad de las empresas náuticas, impidiéndoles competir 'en igualdad de condiciones en los mercados europeos, especialmente en el área mediterránea'.

Con una aportación de 1.057 millones de euros al VAB (Valor Añadido Bruto), 15.000 puestos de trabajo directos, 113.737 indirectos y una producción efectiva de 4.464 millones de euros, la industria náutica española queda muy por debajo de los países de su entorno inmediato, como Francia, Italia o el Reino Unido, según Landaluce.

Pese a todo, el sector ha tenido un crecimiento sostenido en los diez últimos años hasta el presente ejercicio, en el que el mercado de embarcaciones de recreo ha caído un 16 por ciento respecto a 2007, y un 33,2 por ciento en el mes de agosto, agregó.

Estos datos se refieren a matriculaciones de embarcaciones para uso particular y alquiler, ya que el período entre la compra y la matriculación se puede dilatar entre cuatro y seis meses.

A ello se suma que la cuota de barcos de recreo nacionales matriculados hasta agosto de 2008 es del 28,8 por ciento, con un descenso del 20 por ciento, frente al 71,2 por ciento de embarcaciones importadas, con una caída del 7,8 por ciento.

En Italia, Francia, Reino Unido o Grecia, sus gobiernos han apoyado con medidas fiscales favorables y una legislación específica el desarrollo de su industria náutica, situándose así a la cabeza del mercado internacional, sostuvo Landaluce.

En España, la náutica de recreo y deportiva 'continúa marcada por unos cánones que nada tienen que ver con la realidad: más del 83 por ciento de las embarcaciones son barcos de menos de 7,5 metros de eslora, debido a que el Impuesto de Matriculación grava con un 12 por ciento a las de más de ocho.

El parque náutico cuenta con 200.000 embarcaciones, una por cada 220 habitantes, mientras que en Noruega hay una por cada seis o en EEUU, una por cada 18.

Ante la actual situación de crisis económica, la industria pide al Gobierno medidas urgentes, como un marco legal propio para que la industria náutica no reciba el mismo trato que los buques mercantes como sucede actualmente y que supone unos requisitos desmedidos.

También propone, entre otras medidas, adscribir las competencias de la industria náutica al Ministerio de Industria (actualmente en Fomento); equiparar los tipos impositivos con los de los coches, de tal forma que se tribute en función de las emisiones de CO2, o suprimir el límite actual de 15 metros de eslora para la exención del pago del impuesto de embarcaciones dedicadas al alquiler.

La industria ha iniciado una serie de conversaciones con los ministerios de Fomento, Hacienda e Industria, con el objetivo de que la toma de decisiones por parte del Gobierno se realice con mayor celeridad para 'impedir una caída irreparable del sector', y Landaluce espera tener algunas noticias al respecto en diciembre.